Compatibilidad de Tauro con los signos signos de Fuego: Aries, Leo y Sagitario

Compatibilidad de Tauro con Aries: cooperación

El Carnero le lee el pensamiento al Toro, está como detrás de él, leyéndole su parte psíquica. Será difícil que el Toro lo pueda engañar, porque Aries lo intuye siempre.

Además, Aries es muy activo para el lento Tauro y, muchas veces, podría haber discusiones porque la “urgencia” que tiene el ariano no es comprendida por el parsimonioso Toro.

A Tauro le gusta mucho la buena mesa y toda la ceremonia de una buena comida. Al ariano le gusta más comer rápido, salir al aire libre y ponerse pronto en actividad.

En lo erótico también podría haber discrepancias, aunque ambos adoran la sexualidad, pero desde distintos puntos de vista. A Tauro le gusta tomarse sus tiempos para entrar en el clima sensual y disfrutar a full del placer.

A Aries no le interesa la comodidad, más bien lo erotiza la incomodidad: porque le gusta mucho la aventura, poder hacer el amor en cualquier parte ¡lo estimula!

Si es arriba de la mesada de la cocina, ¡mejor! O ¿por qué no en el baño de un avión? Dos lugares absolutamente impensados para el sedentario Toro.

De todas maneras, si están juntos, por algo será. Podría ser un gran aprendizaje para ambos de lo que cada uno necesita para ser mejor. Un poco de acción para el Toro y un poco de tranquilidad para el impaciente Aries.

Compatibilidad de Tauro con Leo: tensión

Será una relación de puja de poderes. Ambos son signos de poder y a ambos les costará soltar el bastón de mando.

Será difícil la relación, a menos que el Toro ceda: cosa muy difícil para él y lo deje reinar al León en plenitud.

No obstante, podrían concretar una relación tradicional, donde el León ocupase el lugar de rey del hogar.

Esto le pegaría en el inconsciente a Tauro, haciéndole rememorar acerca de las relaciones que hubo en su familia: padre y madre, y podría terminar siendo una relación muy edípica: enganche simbiótico con una figura parental del sexo opuesto.

Compatibilidad de Tauro con Sagitario: transmutación espiritual

Tauro admirará de Sagitario su optimismo, su alegría y su capacidad de defender la justicia. Sin embargo, la lacerante franqueza del Arquero, dejará atónito al conservador Toro.

Si Sagitario le propone a Tauro que lo espere, porque va a salir a divertirse por ahí y después va a volver a sus brazos, que ni sueñe que el Toro lo va a esperar.

Tauro es demasiado convencional para aceptar libertinajes u otras yerbas. Por lo tanto, Sagitario tendrá que adaptarse al ritmo lento del Toro y, si bien, esta relación le dará trabajo, le brindará la estabilidad que necesita después de que vuelve de sus luchas encarnizadas contra los molinos de viento.

Con Tauro siempre sabrá que habrá un hogar cálido y confortable, una buena mesa y una cama mullida y abrigada. El Arquero moviliza al Toro en su casa 8: la de la sexualidad, pero también la del conflicto.