Compatibilidad de Tauro con los signos de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis

Compatibilidad de Tauro con Cáncer: buena comunicación

Excelente comunicación, están hechos el uno para el otro. El acuático Cangrejo aportará la sensibilidad que el terrenal Toro necesita para nutrirse emocionalmente.

Será un buen intercambio: Tauro dará estructura y seguridad, mientras que Cáncer dará el hondo sentido a esa estructura.

Ambos aman el hogar y la familia y, probablemente, logren fundar una familia que perdure.

El Cangrejo con sus vaivenes emocionales necesitará del apoyo firme de su partenaire y el Toro se sentirá “regado” y, a la vez, estimulado por las lágrimas que el sensible Cáncer deposite en su hombro.

Ambos serán indispensables el uno para el otro, porque sus objetivos se complementan y se comparten.

Además, el disfrute por la buena mesa y la tierna intimidad serán la cereza de la torta para esta adorable pareja.

Compatibilidad de Tauro con Escorpio: oposición

Son enemigos acérrimos u opuestos complementarios porque son totalmente diferentes. Al Escorpión le gusta el conflicto, el desafío, el propósito y no para hasta conseguirlo.

Al taurino le agrada el disfrute y las situaciones que se perpetúan en un prolongado placer.

O pelean todo el tiempo o aprovechan la oportunidad que la vida les brinda de aprender el uno del otro.

Tauro, entendiendo que la vida también es pérdida y cambio; y Escorpio, comprendiendo que el destino también puede ser goce y estabilidad.

Lo bueno de esta dupla será la gran atracción.

Compatibilidad de Tauro con Piscis: buena comunicación

Tauro se sentirá profundamente atraído por los Peces.

Tendrá la sensación de perderse en un insondable mar, que le abrirá los secretos de un mundo desconocido.

El misterio será la gran arma de Piscis y, en este juego de apariciones y desapariciones, el previsible Toro se irá entregando como la abeja al panal sin restricciones.

Sólo los estados anímicos cambiantes: propios de los signos de agua podrían jugar en contra si Piscis todavía no llegó a madurar y, en vez de aprovechar la estabilidad que le otorga el Toro, se aburriese.

En ese caso, habrá perdido la gran oportunidad de descansar en la pradera firme y en el paisaje calmo de una vida sin altibajos.

Por otra parte, la sexualidad será como salida de escenas de película, donde la imaginación y la entrega harán el resto.

¡Música, velas, aromaterapia y aceites, serán los elementos apropiados para un disfrute ilimitado!