Compatibilidad de Escorpio con los signos de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis

Compatibilidad de Escorpio

Con Cáncer: son compatibles

Muy buena compatibilidad. Cáncer le dará vida a sus ideales más elevados, que son el hogar y la familia.

Lo envolverá en su manto protector de emoción y sensibilidad. Juntos disfrutarán y se divertirán como niños.

Cáncer le garantizará al Escorpión que se quedará a su lado y el Escorpio le dará la seguridad que tanto necesita el Cangrejo.

Aunque ocurriera alguna desavenencia, esta pareja podrá perdonarse, cosa difícil de que ocurra sobre todo en el caso de Escorpio, que no se olvida nunca de una ofensa, pero con el Cangrejo todo será posible.

Será una pareja exquisita, en la que el Escorpión podrá cobijar con sus plumas de águila al tierno Cangrejo, que suele tener frío y lo suele esperar dentro de su caparazón.

Con Escorpio: conjunción

Mucha fusión, se amarán hasta morir. La sexualidad será profunda, intensa y dependerán emocionalmente el uno del otro.

Será difícil que esta pareja se separe, dado que ambos son signos fijos, es decir, una vez que han tomado una decisión, es muy difícil que la cambien.

En la mayoría de los casos, podrán confiar mutuamente en el otro, ya que será como verse en un espejo y, al conocer sus naturalezas más profundas, se permitirán confiar y entregarse. Nadie como Escorpio para guardar un secreto, ya que su verbo es yo callo.

Cuando ellos se brindan de verdad, las confesiones permanecen ocultas bajo siete llaves. Escorpio hace todo hasta morir.

Se casará hasta que la muerte lo separe, se peleará y se reconciliará hasta la muerte y si, a pesar de su persistencia, por problemas de carácter llegara a disolverse esta unión, también será hasta nunca más.

Con el Escorpión nunca hay medias tintas, pero si continúan unidos, nadie será más leal y garantizará protección y cuidado a su intensa pareja por siempre jamás.

Con Piscis: compatibilidad

Intensa y mágica unión. La fuerza psíquica será muy fuerte, se conectarán sin palabras. La sexualidad será fogosa, insondable y de profunda conexión emocional.

Sería recomendable en esta relación, que encontraran juntos un camino espiritual que los uniera. Ambos son signos esotéricos, profundamente intuitivos y que potencialmente estarían abiertos a lo trascendente.

De no ser así, la faceta dominante de Escorpio podría someter al sensible Pez y, sin querer, terminar en una relación sadomasoquista.

Esto terminaría produciendo en Piscis una profunda cicatriz difícil de curar. No obstante, aunque aparentemente parezca débil, terminará siendo el más fuerte ya que el Pez tendrá la fuerza del océano, que golpea la roca hasta que termina amoldándola.