Compatibilidad de Sagitario con los signos de Fuego: Aries, Leo y Sagitario

Compatibilidad de Sagitario con Aries: compatibilidad

El impaciente y fogoso Carnero inundará su corazón de nuevos bríos cuando se cruce en su camino.

Como signo de Fuego, igual que Sagitario, lo llenará de entusiasmo y podrán compartir salidas al aire libre, deportes y encuentros sexuales, cargados de estímulos variados con mucha vitalidad y con propuestas nuevas. Pero lo que deberá saber es que el Camero es un signo cardinal, es decir, líder.

Aries será el que tome el mando, porque de lo contrario suministrará heridas.

Por otro lado, el Centauro, como signo mutable que es: cambiante, se adaptará más fácilmente a Aries y juntos podrán desarrollar una relación, donde la alegría y la libertad estén presentes.

Compatibilidad de Sagitario con Leo: compatibilidad

Muy buena compatibilidad. Juntos podrán viajar o encaminarse hacia búsquedas espirituales. Se apoyarán mutuamente en la expresión de sus talentos. Ambos serán teatrales y Leo le dará la fijeza en el amor que Sagitario en el fondo necesita: aunque no lo demuestre, siempre viviendo romances de flor en flor.

Sagitario podrá aprender de Leo la importancia del compromiso en el amor, lo admirará y se lo demostrará constantemente.

Estarán muy orgullosos de los hijos que tengan y se respetarán mutuamente. Sin embargo, el León deberá estar atento a la necesidad de variedad que tiene el Centauro. Por eso, actuar para su partenaire: inventando diferentes personajes en la intimidad, estimulará la relación más que en ninguna otra dupla.

Compatibilidad de Sagitario con Sagitario: conjunción

Juntos mirarán la vida como una eterna aventura a conquistar. Los moverán los mismos ideales de justicia, paz, altruismo y defenderán la verdad a capa y espada: aunque su verdadera arma sea la palabra.

Ambos necesitan de motivación constante, por eso en el amor siempre están sedientos de nuevas aventuras.

Al propiciarse mutuamente variedad de estímulos sexuales, no se aburrirán y, si están enamorados, no necesitarán ir buscando “nuevos pastos verdes donde pastar”. De no ser así, la inconstancia propia de los signos mutables: es decir, cambiantes les hará trastabillar en el compromiso y la infidelidad sobrevendrá.