Compatibilidad de Leo con los Signos de Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio

Compatibilidad de Leo con Tauro: tensión

Son energías que están en tensión, ya que ambos son signos fijos: es decir, les cuesta mucho cambiar de posición.

Sin embargo, el taurino admirará al León, ya que Tauro: como buen signo material apreciará el lujo y esplendor que el leonino le ofrece.

A su vez, Leo admirará al Toro por su capacidad de realización concreta y lo inspirará a alcanzar metas más tangibles.

Juntos se encontrarán en el disfrute, el placer y la sensualidad. Sin embargo, si Tauro manifestase terquedad en su relación con Leo, este podría expresar su peor defecto: el orgullo desmedido y, de esta manera, se volverían irreconciliables.

Compatibilidad de Leo con Virgo: cooperación

A Virgo no le interesa ocupar el primer lugar, al contrario, le agrada secundar. Desde este punto de vista, la relación podría ser gratificante para el leonino, que necesita brillar por encima de todas las cosas.

La aparente sumisión y sencillez virginiana podrán llamarle la atención al León pero, además, lo bajará a la “tierra” y le hará ver, de una manera más clara la realidad de la vida.

Virgo podrá sutilmente mostrarle los errores al León, pero si se engolosina con la crítica, Leo no se lo perdonará.

Un León no puede ser criticado, solamente admirado.

Compatibilidad de Leo con Capricornio: transmutación espiritual

Capricornio es una energía que le da trabajo al leonino/a.

Le muestra todo lo que él/ella no es. La Cabra es disciplinada, concentrada, austera y no para hasta llegar a su objetivo.

Al León no le gusta subir ninguna montaña de sacrificio, a él sólo le interesa “subirse al escenario” y brillar. Como siempre, el amor, será decisivo en esta relación.