Suegras y Signos del Zodíaco

Suegras y Signos del Zodíaco

La suegra es un ser demasiado importante en la vida de la persona con quien compartimos nuestros días, puesto que se trata -nada más ni nada menos- que de su madre. Dado que debemos relacionarnos con ella obligadamente, debemos comprender, ante todo, que depende de nosotros contar con su apoyo incondicional o afrontar una guerra declarada.
Detectando las principales características de estas mujeres, sus virtudes y defectos, y sumado esto a nuestra buena predisposición para vincularnos, podremos perder una competidora y lograr así una amiga.
Los signos del elemento fuego, con su ímpetu y arrogancia característicos, nos entregan protestonas e hiperactivas suegras de Aries. Las suegras Leo, centralizadas totalmente en su yo, son expertas en representar magníficas escenas dramáticas para atraer especialmente la atención de sus queridos hijitos. Las suegras de Sagitario pueden ser espléndidas amigas y, además, su afición por los viajes las suele mantener alejadas, por lo que constituyen un verdadero tesoro.
El elemento tierra, rígido, concreto y discriminativo, hace de las suegras Tauro observadoras implacables; de las Virgo, perfeccionistas incurables que esperan que sus nueras sean dulces doncellas y, de las Capricornio, temibles suegras frías y austeras.
Los signos de aire, con su ansia de comunicación, hacen de las suegras de Géminis, verdaderas compinches. Las Libra suelen ser amorosas y su afán por la justicia hará que siempre tomen partido por aquel que consideren portador de la razón. Las suegras de Acuario son alegres señoras que acompañan sin molestar demasiado.
Por último, el elemento agua, el de las emociones y las lágrimas, entrega verdaderas mamas postizas desde Cáncer y Piscis, siendo las primeras las más sobreprotectoras y, por lo tanto, amenazantes para la tranquilidad de su pareja. Las suegras de Escorpio son implacables en sus juicios, pero siempre están presente cuando se las necesita.

La suegra Aries: Hiperactiva, crítica y bien intencionada

Esta señora del signo Aries provoca los acontecimientos en lugar de esperarlos, lo que significa que ante un problema ella está incondicionalmente a su disposición.
Posee una naturaleza extremadamente resistente, por lo que, mientras hace compras, cuida al nieto o le alcanza algún remedio.
Expresará sus opiniones gritando o bien, ante algo que no sea de su agrado, dirá lo que piensa bruscamente y de manera directa.
Sus ataques son bruscos pero breves. Por ello, deberá tenerse en cuenta que solamente con dos palabras dulces se la conquista.
Nivel de competitividad: Siempre está compitiendo.
Nivel de complicidad: Puede ser buena compinche.
Sugerencias: No es lo más adecuado enfrentarla cuando se enoja, ni ofenderse; cuando ella critica algo suyo, acepte que lo hace sin mala intención.

La suegra Tauro: Observadora rígida e implacable

Las suegras nativas del signo Tauro tienen, en potencia, la fuerza tranquila que no estalla en el momento, sino que trata de imponerse con paciencia.
Por ello, resultan muchas veces peligrosas, pues todo lo miran, piensan y evalúan.
Su atención se centraliza más que nada en la forma de administrar el dinero y, a pesar de su habitual yo no me meto, lo hacen siempre.
La única manera de lograr amplios beneficios en esta relación, será poniéndose bajo su ala; al sentirse halagada, esta señora le entregará mucho de lo que sabe o tiene.
Nivel de competitividad: No habla de competir quien naturalmente conduce.
Nivel de complicidad: Muy bajo.
Sugerencias: Nunca olvide felicitarla en su santo o regalarle algo para su cumpleaños, no sólo no lo perdonaría, sino que tomaría represalias contra usted.

La suegra Géminis: Cómplice verdadera e incondicional

Se trata de una mujer de carácter imprevisible, pero que tiene una especie de instinto del gesto exacto que hay que hacer en el momento adecuado, lo que hace de esta persona una suegra verdaderamente amiga.
Adora a sus nietos, pero no tiene mucha paciencia para cuidarlos.
Suele, además, tener algunos períodos de tristeza por verse vieja y será entonces, precisamente, cuando usted pueda ganar su amistad y confianza, levantándole el ánimo.
Con ella podrá salir de compras, ver escaparates, comentar novedades, pero no le pida consejos.
Nivel de competitividad: Competirá mucho con usted mujer y no con usted nuera.
Nivel de complicidad: Extraordinariamente elevado.
Sugerencias: Nunca le crea cuando habla mal de su hijo ni se enganche con ella para criticarlo. No se le ocurra jamás llamarla mamá.

La suegra Cáncer: Una madre muy protectora

Las Cáncer están siempre mirando hacia el pasado, de la misma manera que van a estar constantemente mirando a sus hijos.
En ellas, usted puede encontrar a una madraza que puede o no aceptarla desde un principio. Si no logra que su suegra canceria-na lo acepte, entonces, mejor no insista.
Abuela súper cariñosa y bien predispuesta, cuidará de sus nietos mejor que la propia madre.
Si se le piden consejos, será la primera en darlos y en enseñar lo que sabe: sobre todo en materia de cocina.
Se preocupará ante una heladera vacía y la abastecerá tanto como pueda.
Nivel de competitivi-dad: Altísimo cuando suegra y nuera tienen las mismas características.
Nivel de complicidad: Muy bajo; ella es mamá.
Sugerencias: Si ella la considera su hija predilecta, entregúese: esta «mamá» la cuidará, la alimentará, le comprará ropa y enjugará su llanto.

La suegra Leo: Ella debe brillar siempre

Hay que contar siempre con que Leo tiene en la mano todas las armas para luchar con eficacia en un mundo en que el éxito supone una nueva dosis de valor y de entusiasmo, al mismo tiempo que otras cualidades de marcada importancia.
Esta señora, que desea ser el centro y la dama sobresaliente, elige los objetivos que quiere alcanzar y posee la fuerza para vencer lo que se interponga entre ella y su hijo.
Si necesita ayuda económica o de otro tipo, tenga la plena seguridad de que su suegra Leo siempre estará a su lado.
Nivel de competitividad: No comprende que en el corazón de su hijo pueden caber distintos tipos de cariño.
Nivel de complicidad: Nulo.
Sugerencias: Nunca se le ocurra compartir el mismo techo con su suegra leonina, pues debe comprender que ella es y pretenderá ser siempre la reina de la casa.

La suegra Virgo: Inteligente y nada ostentosa

Su modocita personalidad, hace que esta señora nativa de Virgo no sea considerada como un peligroso observador, que sacará durísimas conclusiones ante cualquier situación.
No son de su gusto las mujeres llamativas, atolondradas o aniñadas. Con esta suegra, será imprescindible que usted procure suavizar el estilo, para poder comenzar a ganarla.
Su deseo de perfección es tan elevado, que es capaz de transformar a todos los que le rodean para alcanzar ese objetivo sublime. Sin embargo, hay que tener presente que sus cualidades tienen talla para lograrlo.
Nivel de competitividad: Ella compite sólo intelectualmente.
Nivel de complicidad: Sí, pero si comparten igual frecuencia.
Sugerencias: Es de poco hablar, se puede llegar a ella compartiendo algún tema que le interese. Siempre le gusta leer y sus temas de interés suelen ser variados.

La suegra Libra: >Amorosa pero no para confiar

Esta señora es muy parcial. Ante cualquier conflicto conyugal, hará inclinar habítuabnente la balanza a favor de su hijo, no sin antes analizar la situación con lo que ella considerará justicia.
Sólo se encuentra bien cuando está acompañada, de ahí que sea excelente estar a su lado, lo que hará que no le retacee nada para que usted esté bien.
Esta mujer tiene una sonrisa siempre lista y sabe hacerse querer.
Puede encontrar en ella una amiga, una compañera o una excelente compinche para ir al teatro, ver vidrieras o elegir ropa juntas.
Tiene excelente gusto para todo.
Nivel de competitividad: No compite con usted, mientras no muestre problemas con su cónyuge.
Nivel de complicidad: Alto, si no está involucrado el hijo.
Sugerencias: No se le ocurra discutir con ella por nada; aun por las buenas usted puede lograr poco de ella.

La suegra Escorpio: Intuitiva, servicial e implacable

La postura de las suegras nativas de Escorpio a veces atemoriza, ya que se trata de personas apasionadas, absorbentes y celosas -es verdad- pero, a la vez también son mujeres extremadamente justas.
Ante un problema conyugal, es capaz de condenar a su propio hijo y defenderla a usted si considera que él cometió una falta.
Esta mujer puede llegar hasta su sacrificio personal, no a través de acciones espectaculares sino más bien por medio de una presencia constante al lado de quien la necesita que, en oportunidades, puede ser usted.
Nivel de competitividad: No compite, pero juzga sin rodeos.
Nivel de complicidad: Alto, si nunca le falla.
Sugerencias: Nunca se le ocurra mentirle, pues ella la descubriría y jamás volvería a ganar su corazón. Buena táctica para acercarse a ella es solicitándole ayuda espiritual y física.

La suegra Sagitario: Ideal en todo sentido

La suegra Sagitario, con mayúsculas, disfruta si usted se viste a la última moda, si es alegre y cuanto más llamativa sea, mejor. Se muestra siempre cordial, alegre y despreocupada.
Difícilmente se inmiscuya en sus asuntos personales, pero le encanta estar con ustedes y tal vez los visite con mucha asiduidad, mientras no se encuentre lejos de su hogar en uno de sus típicos viajes. Es generosa, desprendida y desconoce el rencor.
Puede llegar a ser una buena amiga y excelente confidente. En pocas palabras, es una promesa de placer para los que están cerca de ella, siempre que usted sea capaz de aprovecharla.
Nivel de competitividad: Totalmente nulo.
Nivel de complicidad: Total.
Sugerencias: De lo único que habría que cuidarse (o tener presente) es que la distracción, en muchas oportunidades, se hace carne en ella. Viaja en forma constante, aunque más no sea simbólicamente.

La suegra Capricornio: Rígida, fría y poco comunicativa

La suegra Capricornio es temible, hay que aceptarla en su totalidad porque no hará el más mínimo esfuerzo por cambiar ni acondicionarse a la manera de ser de sus semejantes.
Los contactos con ella pueden resultar muy fríos, porque desconfía instintivamente de todos los que pueden no aceptarle totalmente. Cuando con el tiempo, ella sepa quién es usted, o vea si responde a su metro patrón, recién entonces comenzará a vincularse. Para ganar su corazón deberá mostrarse recatada, sobria y tener un título o desempeñar algún tipo de actividad que valga la pena.
Nivel de competitividad: Lo suficiente para molestar.
Nivel de complicidad: Completamente nulo.
Sugerencias: Recuerde que es muy rencorosa y posee una memoria de computadora, por lo que será acertado no ofenderla jamás. En los momentos difíciles, la acompañará.

La suegra Acuario: La más divertida de las suegras

La suegra Acuario vive sobre todo para su entorno, aportándole el bienestar tal y como ella lo entiende.
Posee un carácter muy agradable, es divertida y desea que se la invite a cuanta reunión social se realice en casa de sus hijos.
Ama mucho a sus nietos, pero raramente estará dispuesta a cuidarlos. Es chispeante, vital y le encantan las bromas, las que han de ser tomadas como tales.
Muy independiente, prefiere contemplar la vida de los suyos desde afuera. Nunca vivirá con sus hijos aunque realmente los adore, porque eso coartaría su libertad.
Nivel de competitividad: Totalmente nula.
Nivel de complicidad: Alto, sobre todo en la frescura con que se brinda.
Sugerencias: Si usted tiene sentido del humor, esta suegra le fascinará y también usted a ella. Pero recuerde que detesta que la llamen mamá.

La suegra Piscis: Quiere a todos como una madre

Emotiva en demasía, la suegra de Piscis es la que más adora a sus hijos e idolatra a sus nietos.
Vive en un mundo muy particular, en el que no domina el espíritu de decisión. Es tierna y posee gran espíritu de sacrificio.
Al no interesarle mucho la propia felicidad, puede dedicarse a los demás para ayudarlos a conseguir la suya.
Si quiere que sea su aliada incondicional, nunca maltrate a los niños, menos en su presencia. Es muy temerosa. por eso, si aparece e invade su intimidad, comprenda, es porque realmente los necesita.
Nivel de competitividad: Totalmente inexistente.
Nivel de complicidad: Poco, pues no sabe cómo.
Sugerencias: Esta mujer llora con mucha facilidad. No crea que son lágrimas de cocodrilo, se debe a la hipersensibilidad. No olvide que es una abuela muy despistada.