Compatibilidad de Acuario con los signos de Fuego: Aries, Leo y Sagitario

Compatibilidad de Acuario con Aries: buena comunicación

El Carnero ilumina el área de la mente y de la comunicación del Aguador. Le da empuje, bríos, fuerza, lo estimula a hacer, a moverse.

Es una relación apta para tener una buena comunicación, realizar viajes y compartir estudios o actividades en las que se ponga el cuerpo.

En la intimidad se complementarán ya que Aries es un signo pasional que se verá estimulado por las propuestas que el Aguador le haga. Uno actúa: Aries y el otro piensa: Acuario, así se dan vida mutuamente.

Sin embargo, deberán tener cuidado con los arranques temperamentales de ambos ya que el ariano es muy impulsivo y hasta agresivo, y puede hacer reaccionar al acuariano de manera inesperada y transgresora. De existir un gran amor, podrán perdonarse y obviar lo vivido: aunque ninguno de los dos lo olvide.

Compatibilidad de Acuario con Leo: oposición

Opuestos complementarios. Leo le aportará el corazón, la fogosidad y la conexión con el talento creativo que el Aguador tanto necesita.

Como ser mental: Acuario pasa todo por las ideas, por la mente racional y por las grandes causas que afectan a la humanidad. Tiene una cierta desconexión con sus propios sentimientos y con su pasión.

Por lo tanto, se sentirá profundamente atraído por el solar León. Si aceptan sus diferencias, podrán nutrirse mutuamente y será una relación rica en sentimientos y creatividad.

Pero, cuando surjan dificultades, si cada uno se obstina en mantener su posición fija: ambos son signos llamados fijos y no aprenden a ceder, podrían convertirse en enemigos acérrimos.

Compatibilidad de Acuario con Sagitario: buena comunicación

El Centauro estimula al Aguador a desarrollar una fogosa amistad, compartir proyectos, viajar y encarar la vida hacia un mismo horizonte. Le aportará energía, garra, fuerza y un sentido filosófico a la existencia, que Acuario adora tener. Será una unión de mucha conexión.

Juntos podrán explorar y aventurarse en la locura cambiante de la vida. En la intimidad, les gustará investigar técnicas nuevas y todo lo que sea unir lo sexual con lo espiritual y lo tántrico: magia sexual.

De lo único que deberían cuidarse es del dogmatismo de Sagitario, que a veces podría incurrir en fanatismo. No obstante, podrán aprender mutuamente de sus errores y abrir sus conciencias a un entendimiento que trascienda la cotidianidad.